text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Pensar en la Gestión del Conocimiento

      
La Gestión del Conocimiento y la Biblioteca Pública fueron el tema central de un debate donde se conjugaron una serie de aspectos que interesan a estudiosos de las Ciencias Sociales. El evento se dividió por líneas temáticas que trataban de llegar a conclusiones en cuanto al papel del bibliotecólogo en las sociedades y en el devenir histórico de la humanidad.<br/><br/> Un aspecto importante fue la instalación de paneles de discusión, donde se reunían todos los conferencistas del día y dialogaban entre ellos y con el público en torno a la relación entre sus postulados y las dudas de los asistentes.<br/><br/><span style=font-weight: bold;><br/>Contexto de la sociedad del conocimiento</span><br/><br/> El miércoles 8 se presentó un panel llamado <span style=font-style: italic;>Sociedad del Conocimiento: ¿desarrollo o dependencia?</span>, coordinado por Luis Eduardo Villegas Puerta, de la Universidad de Antioquia, donde se discutió, entre otras cosas, sobre la labor del bibliotecólogo y su compromiso con el conocimiento, para que los servicios bibliotecarios sean acordes con los tiempos y generen un nuevo orden que, como expresó Didier Álvarez, "ayude a ciudadanizar y socializar a las personas, teniendo en cuenta que el asunto no es de cantidades sino de sentidos".<br/><br/> Por esto último, el profesor propuso "salir a la calle a servir al ciudadano de a pie y no quedarse en el espacio tradicional de la biblioteca, pues para ser ciudadano hay que tener argumentos".<br/><br/> Fue un día dedicado al análisis de aspectos que llevan a los principios en los que se gestiona el conocimiento. Didier Álvarez, profesor de la Universidad de Antioquia, habló de la Biblioteca concebida más allá de su ubicación como fuente documental, para revisar su posición desde una dimensión institucional que permita verla como un aparato ideológico y fomente la creación de propuestas de organización ciudadana, donde lo prescindible no sea informarse, sino integrarse.<br/><br/> Según él, "estamos ante un paradigma que lleva a pensar que el que lee mucho es mejor persona. Más que estadísticas bibliotecarias se necesita es un cuestionamiento profundo acerca de lo que se hace con los contenidos".<br/><br/> Zapopan Martín Muela, profesor de la Universidad de Sheffield, Inglaterra, fue el encargado de hablar sobre la crítica y el escepticismo. Según él, "no hay que dejar de estar pendiente del rumbo del conocimiento", y es allí donde el pensamiento crítico se requiere para tratar de contrastar "modas conceptuales" con la realidad. Por su parte, Lourdes Feria Basurto, de la Universidad de Colima, México, habló de la Convergencia Digital y de la importancia de las Tecnologías de Información y Comunicación. Según ella, "ahora la tendencia es producir programas <span style=font-style: italic;>Open Source</span>, autopublicar, y potencializar la publicidad digital".<br/><br/> Además, hizo un énfasis especial cuando se refiere a la necesidad de quitar las telarañas físicas y mentales que obstaculizan el aprovechamiento de los nuevos recursos y, respecto a estos últimos, dice que "más que tecnología se necesita: voluntad, tesón, valentía y pasión", pues el hecho es trabajar con lo que se tiene y no lamentarse por lo que falta. Finalmente, la ponente expresó que hay que hacer un gran esfuerzo en Mercadotecnia y Comunicación para que los usuarios de la información se sientan cerca.<br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>Gestión del conocimiento e investigación</span><br/><br/> El jueves 9, las ponencias giraron en torno a <span style=font-style: italic;>Cómo hacer de la información, conocimiento para las organizaciones.</span> El panel fue coordinado por Henry Dueñas Sánchez, de la Universidad EAFIT, quien resaltó el aporte de la información y el conocimiento a la competitividad en las organizaciones. "Estamos en un territorio saturado, no de información, sino de datos", fue uno de los enunciados con los que abrió el debate del día. <br/><br/> Como ponentes fueron invitados: Carlos Mario Montoya, Funcionario de <span style=font-style: italic;>Empresas Públicas de Medellín</span> (EPM) y José María Ramírez, Funcionario de <span style=font-style: italic;>Área Metropolitana</span>. En este espacio se habló de la información que genera el operario y la manera de aprovecharla en su propio beneficio y en el de la organización. <br/><br/> En este panel de discusión se dijo que no podríamos hablar de Gestión del Conocimiento, sin apuntar a la obtención de resultados y que, para eso, hay que hacer algo con las personas que tengan la posibilidad de capacitarse, pues con este tipo de gestiones se gana en eficiencia y competitividad. Además, plantean que con la tecnología de la que se dispone, es posible "apalancar" la Gestión del Conocimiento; "herramientas como el E-mail permiten acceder a comunidades de práctica y generar grupos de interés", aseguró Carlos Mario Montoya.<br/><br/> Por otro lado, los expositores hicieron una crítica contundente a las Universidades. Según Henry Dueñas "las más atrasadas en Gestión del Conocimiento son las Universidades, y eso que se supone que es allí donde se genera, donde más se trabaja". No obstante, también se considera importante el modo de actuación corporativo en cuanto a la relación entre Universidad y Empresa.<br/><br/> Ese día también se presentó el Grupo de Investigación en Biblioteca Pública, a cargo de Orlanda Jaramillo, de la Universidad de Antioquia, quien definió la Biblioteca como espacio para investigar, ser investigado y generar conocimiento. <br/><br/> Después, Guillermo Correa Uribe, de la Universidad de Antioquia, expuso acerca de <span style=font-style: italic;>El círculo de la competitividad</span><span style=font-style: italic;>basado en la gestión del conocimiento</span>, teniendo la realidad social como punto de partida precedida por cinco procesos que se ubican antes de llegar a la competitividad. Estos son el proceso de datos, el de información, el de conocimiento, el de sabiduría, y el de creatividad e innovación.<br/><br/> Finalmente, el profesor culminó su ponencia, expresando: "si la innovación organizada es poder, ¿qué otorgaría la gestión, la administración y la gerencia del conocimiento, la sabiduría, la creatividad y la innovación?". <br/><br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>La gestión del conocimiento en las organizaciones de la información </span><br/><br/>El viernes 10 tuvo lugar el panel de discusión a cargo de Hernando Cruz Mesa, de la Pontificia Universidad Javeriana. Esta vez, entre acento español, brasilero y argentino, el debate giró en torno a las Nuevas Tecnologías de la Información y sus usos sociales.<br/><br/> El día inició con la ponencia de Jesús Martín Barbero, acerca de <span style=font-style: italic;>Sociedad de la información: tecnicidad, socialidad y mercado</span>. El español hizo énfasis en el término "información" como memoria incorporada, como palabra cuyo significado real ha sido corrompido debido a los procesos de capitalización. Además, hizo referencia a la transformación radical en las formas de producción, donde lo que más cuesta no es la materia prima sino la información.<br/><br/> Por otro lado, Barbero abordó los nuevos patrones de comunicación de los jóvenes y el uso de nuevas tecnologías. Estas temáticas fueron retomadas, posteriormente, por Susana Finquelievich, quien, además, habló de la innovación como práctica social y de la función de la gestión de conocimiento que, en términos de esta argentina, consiste en "que una organización no deba pasar dos veces por un mismo proceso para resolver, de nuevo, el mismo problema".<br/><br/> En esta ocasión también tuvo lugar la brasilera Vanda Ferreira Dos Santos con su exposición acerca de la <span style=font-style: italic;>Biblioteca pública y su contribución al desarrollo económico</span>, además de la muestra de cinco experiencias exitosas en gestión del conocimiento de grupos pertenecientes a instituciones como la Universidad de Antioquia, Comfenalco Antioquia y la Alcaldía de Medellín.<br/><br/><br/><br/>
La Gestión del Conocimiento y la Biblioteca Pública fueron el tema central de un debate donde se conjugaron una serie de aspectos que interesan a estudiosos de las Ciencias Sociales. El evento se dividió por líneas temáticas que trataban de llegar a conclusiones en cuanto al papel del bibliotecólogo en las sociedades y en el devenir histórico de la humanidad.

Un aspecto importante fue la instalación de paneles de discusión, donde se reunían todos los conferencistas del día y dialogaban entre ellos y con el público en torno a la relación entre sus postulados y las dudas de los asistentes.


Contexto de la sociedad del conocimiento


El miércoles 8 se presentó un panel llamado Sociedad del Conocimiento: ¿desarrollo o dependencia?, coordinado por Luis Eduardo Villegas Puerta, de la Universidad de Antioquia, donde se discutió, entre otras cosas, sobre la labor del bibliotecólogo y su compromiso con el conocimiento, para que los servicios bibliotecarios sean acordes con los tiempos y generen un nuevo orden que, como expresó Didier Álvarez, "ayude a ciudadanizar y socializar a las personas, teniendo en cuenta que el asunto no es de cantidades sino de sentidos".

Por esto último, el profesor propuso "salir a la calle a servir al ciudadano de a pie y no quedarse en el espacio tradicional de la biblioteca, pues para ser ciudadano hay que tener argumentos".

Fue un día dedicado al análisis de aspectos que llevan a los principios en los que se gestiona el conocimiento. Didier Álvarez, profesor de la Universidad de Antioquia, habló de la Biblioteca concebida más allá de su ubicación como fuente documental, para revisar su posición desde una dimensión institucional que permita verla como un aparato ideológico y fomente la creación de propuestas de organización ciudadana, donde lo prescindible no sea informarse, sino integrarse.

Según él, "estamos ante un paradigma que lleva a pensar que el que lee mucho es mejor persona. Más que estadísticas bibliotecarias se necesita es un cuestionamiento profundo acerca de lo que se hace con los contenidos".

Zapopan Martín Muela, profesor de la Universidad de Sheffield, Inglaterra, fue el encargado de hablar sobre la crítica y el escepticismo. Según él, "no hay que dejar de estar pendiente del rumbo del conocimiento", y es allí donde el pensamiento crítico se requiere para tratar de contrastar "modas conceptuales" con la realidad. Por su parte, Lourdes Feria Basurto, de la Universidad de Colima, México, habló de la Convergencia Digital y de la importancia de las Tecnologías de Información y Comunicación. Según ella, "ahora la tendencia es producir programas Open Source, autopublicar, y potencializar la publicidad digital".

Además, hizo un énfasis especial cuando se refiere a la necesidad de quitar las telarañas físicas y mentales que obstaculizan el aprovechamiento de los nuevos recursos y, respecto a estos últimos, dice que "más que tecnología se necesita: voluntad, tesón, valentía y pasión", pues el hecho es trabajar con lo que se tiene y no lamentarse por lo que falta. Finalmente, la ponente expresó que hay que hacer un gran esfuerzo en Mercadotecnia y Comunicación para que los usuarios de la información se sientan cerca.


Gestión del conocimiento e investigación

El jueves 9, las ponencias giraron en torno a Cómo hacer de la información, conocimiento para las organizaciones. El panel fue coordinado por Henry Dueñas Sánchez, de la Universidad EAFIT, quien resaltó el aporte de la información y el conocimiento a la competitividad en las organizaciones. "Estamos en un territorio saturado, no de información, sino de datos", fue uno de los enunciados con los que abrió el debate del día.

Como ponentes fueron invitados: Carlos Mario Montoya, Funcionario de Empresas Públicas de Medellín (EPM) y José María Ramírez, Funcionario de Área Metropolitana. En este espacio se habló de la información que genera el operario y la manera de aprovecharla en su propio beneficio y en el de la organización.

En este panel de discusión se dijo que no podríamos hablar de Gestión del Conocimiento, sin apuntar a la obtención de resultados y que, para eso, hay que hacer algo con las personas que tengan la posibilidad de capacitarse, pues con este tipo de gestiones se gana en eficiencia y competitividad. Además, plantean que con la tecnología de la que se dispone, es posible "apalancar" la Gestión del Conocimiento; "herramientas como el E-mail permiten acceder a comunidades de práctica y generar grupos de interés", aseguró Carlos Mario Montoya.

Por otro lado, los expositores hicieron una crítica contundente a las Universidades. Según Henry Dueñas "las más atrasadas en Gestión del Conocimiento son las Universidades, y eso que se supone que es allí donde se genera, donde más se trabaja". No obstante, también se considera importante el modo de actuación corporativo en cuanto a la relación entre Universidad y Empresa.

Ese día también se presentó el Grupo de Investigación en Biblioteca Pública, a cargo de Orlanda Jaramillo, de la Universidad de Antioquia, quien definió la Biblioteca como espacio para investigar, ser investigado y generar conocimiento.

Después, Guillermo Correa Uribe, de la Universidad de Antioquia, expuso acerca de El círculo de la competitividadbasado en la gestión del conocimiento, teniendo la realidad social como punto de partida precedida por cinco procesos que se ubican antes de llegar a la competitividad. Estos son el proceso de datos, el de información, el de conocimiento, el de sabiduría, y el de creatividad e innovación.

Finalmente, el profesor culminó su ponencia, expresando: "si la innovación organizada es poder, ¿qué otorgaría la gestión, la administración y la gerencia del conocimiento, la sabiduría, la creatividad y la innovación?".



La gestión del conocimiento en las organizaciones de la información

El viernes 10 tuvo lugar el panel de discusión a cargo de Hernando Cruz Mesa, de la Pontificia Universidad Javeriana. Esta vez, entre acento español, brasilero y argentino, el debate giró en torno a las Nuevas Tecnologías de la Información y sus usos sociales.

El día inició con la ponencia de Jesús Martín Barbero, acerca de Sociedad de la información: tecnicidad, socialidad y mercado. El español hizo énfasis en el término "información" como memoria incorporada, como palabra cuyo significado real ha sido corrompido debido a los procesos de capitalización. Además, hizo referencia a la transformación radical en las formas de producción, donde lo que más cuesta no es la materia prima sino la información.

Por otro lado, Barbero abordó los nuevos patrones de comunicación de los jóvenes y el uso de nuevas tecnologías. Estas temáticas fueron retomadas, posteriormente, por Susana Finquelievich, quien, además, habló de la innovación como práctica social y de la función de la gestión de conocimiento que, en términos de esta argentina, consiste en "que una organización no deba pasar dos veces por un mismo proceso para resolver, de nuevo, el mismo problema".

En esta ocasión también tuvo lugar la brasilera Vanda Ferreira Dos Santos con su exposición acerca de la Biblioteca pública y su contribución al desarrollo económico, además de la muestra de cinco experiencias exitosas en gestión del conocimiento de grupos pertenecientes a instituciones como la Universidad de Antioquia, Comfenalco Antioquia y la Alcaldía de Medellín.



  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.