text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Egresados de la U. Piloto ganaron Bienal de Arquitectura

      
Estos dos jóvenes se habían destacado en su institución cuando presentaron su tesis de grado, la cual fue laureada y preseleccionada por la Universidad de Tongji en Shanghai entre los mejores trabajos de grado en arquitectura del mundo por su alto nivel y excelente desarrollo en aportes urbanos, arquitectónicos, ambientales y de diseño el 26 de noviembre pasado. En abril de 2007 los mejores trabajos serán expuestos y sus autores asistirán a un seminario en Shanghai.<br/><br/> En palabras de los arquitectos, definen el trabajo como un proyecto contemporáneo, cuyos principales criterios arquitectónicos lo hacen un sistema constructivo racional, versátil, que ofrece facilidad y flexibilidad en la reposición de elementos, rapidez constructiva, agilidad en el flujo de pasajeros, armonía con el clima y rampas peatonales y para discapacitados.<br/><br/> Es un proyecto real, que además de ser viable es muy necesario para Cartagena. Las características del territorio de penínsulas e islas y la precariedad de sus vías hacen que la mejor forma de transportarse sea por sus cuerpos de aguas, afirma Mateo.<br/><br/> La idea de estos nuevos arquitectos es optimizar las condiciones de desplazamiento de los habitantes de la Heroica. La mayor ventaja, asegura Mateo, sería unir Transcaribe y Trama para ofrecer un servicio multimodal.<br/><br/> Además, convertirían en realidad un anhelo de los cartageneros desde hace más de 50 años, de aprovechar ese medio natural tan subutilizado. Requeriría sólo la construcción de las estaciones y adquirir las lanchas, dicen los jóvenes.<br/><br/><br/><br/><br/><span style=font-weight: bold;>Viabilidad del proyecto</span><br/><br/>Cartagena sueña desde 1948 con un transporte acuático permanente, cuando se proyectó por primera vez la recuperación de sus cuerpos de agua. Pero nunca ha habido la decisión suficiente para llevarla a cabo.<br/><br/> A finales del siglo XX, el tema volvió a planearse como una obra necesaria. El estudio de transporte urbano, que hizo en 1992 la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (Jica), decía que el 20% de la gente que utiliza el transporte público preferiría el acuático si el pasaje costara lo mismo, pero lo plantea sólo a través de los caños y lagos, si incluimos toda la bahía fácilmente ese 20% se transformaría en un 50%, asegura Mateo Santander.<br/><br/> Es tan importante el componente acuático en el transporte público masivo que Transcaribe esboza tímidamente una primera ruta por el agua que se integraría al sistema, con embarcaciones de 40 sillas, uniendo puntos estratégicos de la ciudad como Pasacaballos- Mamonal- Centro. Bosque- centro. Campestre- centro. Y Campestre- Castillo- Bosque- Bazurto.<br/><br/> Otro atractivo serían los tiempos de desplazamiento y la descongestión que traería a las sobresaturadas vías cartageneras. Un recorrido desde Bocagrande hasta la estación de El Bosque demoraría cinco minutos en lancha, mientras que en bus demora mínimo 50 minutos.<br/><br/> Cartagena tiene una serie de trabas que impiden su adecuado desarrollo. Una de las principales son las enormes dificultades en la movilidad urbana que la hace terriblemente hostil para los desplazamientos a peatones, pasajeros y conductores, situación que mejoraría bastante si Transcaribe se hace bien y se integra el transporte acuático, como parte importante de la obra.<br/><br/> En la convocatoria participaron 1.200 facultades de arquitectura de más de 100 países.<br/><br/><br/>
Estos dos jóvenes se habían destacado en su institución cuando presentaron su tesis de grado, la cual fue laureada y preseleccionada por la Universidad de Tongji en Shanghai "entre los mejores trabajos de grado en arquitectura del mundo por su alto nivel y excelente desarrollo en aportes urbanos, arquitectónicos, ambientales y de diseño" el 26 de noviembre pasado. En abril de 2007 los mejores trabajos serán expuestos y sus autores asistirán a un seminario en Shanghai.

En palabras de los arquitectos, definen el trabajo como un proyecto contemporáneo, cuyos principales criterios arquitectónicos lo hacen un sistema constructivo racional, versátil, que ofrece facilidad y flexibilidad en la reposición de elementos, rapidez constructiva, agilidad en el flujo de pasajeros, armonía con el clima y rampas peatonales y para discapacitados.

"Es un proyecto real, que además de ser viable es muy necesario para Cartagena. Las características del territorio de penínsulas e islas y la precariedad de sus vías hacen que la mejor forma de transportarse sea por sus cuerpos de aguas", afirma Mateo.

La idea de estos nuevos arquitectos es optimizar las condiciones de desplazamiento de los habitantes de la Heroica. "La mayor ventaja", asegura Mateo, "sería unir Transcaribe y Trama para ofrecer un servicio multimodal".

Además, convertirían en realidad un anhelo de los cartageneros desde hace más de 50 años, de aprovechar ese medio natural tan subutilizado. Requeriría sólo la construcción de las estaciones y adquirir las lanchas, dicen los jóvenes.




Viabilidad del proyecto

Cartagena sueña desde 1948 con un transporte acuático permanente, cuando se proyectó por primera vez la recuperación de sus cuerpos de agua. Pero nunca ha habido la decisión suficiente para llevarla a cabo.

A finales del siglo XX, el tema volvió a planearse como una obra necesaria. "El estudio de transporte urbano, que hizo en 1992 la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (Jica), decía que el 20% de la gente que utiliza el transporte público preferiría el acuático si el pasaje costara lo mismo, pero lo plantea sólo a través de los caños y lagos, si incluimos toda la bahía fácilmente ese 20% se transformaría en un 50%", asegura Mateo Santander.

Es tan importante el componente acuático en el transporte público masivo que Transcaribe esboza tímidamente una primera ruta por el agua que se integraría al sistema, con embarcaciones de 40 sillas, uniendo puntos estratégicos de la ciudad como Pasacaballos- Mamonal- Centro. Bosque- centro. Campestre- centro. Y Campestre- Castillo- Bosque- Bazurto.

Otro atractivo serían los tiempos de desplazamiento y la descongestión que traería a las sobresaturadas vías cartageneras. Un recorrido desde Bocagrande hasta la estación de El Bosque demoraría cinco minutos en lancha, mientras que en bus demora mínimo 50 minutos.

Cartagena tiene una serie de trabas que impiden su adecuado desarrollo. Una de las principales son las enormes dificultades en la movilidad urbana que la hace terriblemente hostil para los desplazamientos a peatones, pasajeros y conductores, situación que mejoraría bastante si Transcaribe se hace bien y se integra el transporte acuático, como parte importante de la obra.

En la convocatoria participaron 1.200 facultades de arquitectura de más de 100 países.


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.