text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

"El vallenato se ve, se huele y se siente": Alonso Andrade

      
Él se presentó en la tarima Alfonso López en la categoría aficionado con cuatro temas que evocaron las primeras notas que aprendió desde que tenía nueve años, cuando su padre Martín Alonso le regaló su primer acordeón.<br/><br/> Nacido en el municipio de Algarrobo (Magdalena), recuerda sus épocas de estudio en el colegio Rodrigo de Bastidas de Fundación cuando era reconocido por la algarabía que formaba cuando tocaba. <br/><br/> En 2002 logró el tercer lugar en el Festival Luis Enrique Martínez de Fundación, fue primero en el Festival 2003 Cuenca del Ariguaní en Bosconia (Cesar) y el segundo puesto en el Festival Pedazo de Acordeón de El Paso (Cesar) en 2004. <br/><br/> Esta es la primera vez que asiste al Festival de la Leyenda Vallenata. Lo hizo de la mano del maestro Carmelo Hernández Caro quien lo acompañó con la voz, Edwin Badillo en la caja y Hamer Beltrán en la guacharaca. <br/><br/> "Tocar el acordeón es mi hobby, pero me gusta mucho más la odontología", expresa, con lo que queda claro el amor que le tiene a su carrera. "En el futuro quiero ser reconocido como un excelente profesional en la odontología al que le gusta la música vallenata", concluyó. <br/><br/> Al terminar sus estudios desea especializarse en ortodoncia y convertirse en ejemplo para su pueblo natal.
Él se presentó en la tarima Alfonso López en la categoría aficionado con cuatro temas que evocaron las primeras notas que aprendió desde que tenía nueve años, cuando su padre Martín Alonso le regaló su primer acordeón.

Nacido en el municipio de Algarrobo (Magdalena), recuerda sus épocas de estudio en el colegio Rodrigo de Bastidas de Fundación cuando era reconocido por la algarabía que formaba cuando tocaba.

En 2002 logró el tercer lugar en el Festival Luis Enrique Martínez de Fundación, fue primero en el Festival 2003 Cuenca del Ariguaní en Bosconia (Cesar) y el segundo puesto en el Festival Pedazo de Acordeón de El Paso (Cesar) en 2004.

Esta es la primera vez que asiste al Festival de la Leyenda Vallenata. Lo hizo de la mano del maestro Carmelo Hernández Caro quien lo acompañó con la voz, Edwin Badillo en la caja y Hamer Beltrán en la guacharaca.

"Tocar el acordeón es mi hobby, pero me gusta mucho más la odontología", expresa, con lo que queda claro el amor que le tiene a su carrera. "En el futuro quiero ser reconocido como un excelente profesional en la odontología al que le gusta la música vallenata", concluyó.

Al terminar sus estudios desea especializarse en ortodoncia y convertirse en ejemplo para su pueblo natal.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.