text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Administradoras de la UNAB estuvieron en la ciudad del futuro

      
Pero María Carolina y Jenny Alexandra no sólo lograron salir del país a aplicar sus conocimientos, sino que lo hicieron a la nación que está de moda por sus proyectos arquitectónicos, sus hoteles y sobre todo, por el desarrollo económico que ha alcanzado en los últimos años: Dubái, uno de los siete Emiratos Árabes Unidos.<br/><br/> Ellas realizaron siete meses de práctica en dos hoteles del Grupo Capitol: el Capitol Hotel y el Moscow Hotel, empleos que consiguieron gracias a que la hermana de María Carolina trabajó allá y logró que el gerente del Grupo las contratara.<br/><br/> "El hecho de ser estudiantes de últimos semestres de Administración Turística y Hotelera fue una buena carta de presentación, porque esa ciudad tiene un crecimiento enorme, se están construyendo más hoteles y por eso se necesita mucho personal capacitado en ese ramo", explica Jenny, quien recibirá su título en marzo próximo, mientras que María Carolina lo hizo en diciembre del año pasado.<br/><br/> "Nos sentimos muy bien como profesionales allá. La preparación que da la Facultad es muy buena, todo lo que aprendimos lo pusimos en práctica, pasamos por todos los departamentos y nos sentimos muy preparadas", agrega María Carolina.<br/><br/> Las administradoras afirman que cualquier estudiante, si se lo propone, puede realizar este tipo de práctica siempre y cuando tenga un nivel de inglés elevado.<br/><br/> "Es muy importante dominar un segundo idioma. En este caso, en Dubái, sólo se habla árabe o inglés. Si nosotras no domináramos el inglés, pues no podríamos haber aprovechado esta oportunidad. En la Universidad lo que hace falta es poner más énfasis en el inglés eso le abre a uno puertas en otros países. También es importante ser muy responsable, allá quieren ver que el empleado se preocupe por ser más y salir adelante que no se ocupe solo por lo que le tocó hacer, sino que aporte ideas", afirma Jenny, quien recuerda que su momento más difícil fue enfrentarse a la cultura machista de los países árabes.<br/><br/> "El primer impacto es la cultura. Es completamente diferente. En Emiratos Árabes hay sobre todo hindúes, paquistaníes, filipinos y rusos. Yo tuve problemas con los paquistaníes y los hindúes, porque los hombres son muy machistas, en Dubái hay mucha prostitución y entonces creen que todas las mujeres son prostitutas y es normal que a toda hora hagan propuestas indecentes".<br/><br/> Pero las estudiantes dicen que son más los momentos buenos que los malos y están orgullosas de lo bien que se desempeñaron en sus empleos, tanto, que en sus hoteles les hicieron una nueva oferta laboral y se van a regresar.<br/><br/> "Gracias a nuestro trabajo, el Grupo nos pidió que regresáramos. Yo seré Relacionista Pública, mientras que Jenny esperará el grado para volver a Dubái", señala María Carolina.<br/><br/><br/>
Pero María Carolina y Jenny Alexandra no sólo lograron salir del país a aplicar sus conocimientos, sino que lo hicieron a la nación que está de moda por sus proyectos arquitectónicos, sus hoteles y sobre todo, por el desarrollo económico que ha alcanzado en los últimos años: Dubái, uno de los siete Emiratos Árabes Unidos.

Ellas realizaron siete meses de práctica en dos hoteles del Grupo Capitol: el Capitol Hotel y el Moscow Hotel, empleos que consiguieron gracias a que la hermana de María Carolina trabajó allá y logró que el gerente del Grupo las contratara.

"El hecho de ser estudiantes de últimos semestres de Administración Turística y Hotelera fue una buena carta de presentación, porque esa ciudad tiene un crecimiento enorme, se están construyendo más hoteles y por eso se necesita mucho personal capacitado en ese ramo", explica Jenny, quien recibirá su título en marzo próximo, mientras que María Carolina lo hizo en diciembre del año pasado.

"Nos sentimos muy bien como profesionales allá. La preparación que da la Facultad es muy buena, todo lo que aprendimos lo pusimos en práctica, pasamos por todos los departamentos y nos sentimos muy preparadas", agrega María Carolina.

Las administradoras afirman que cualquier estudiante, si se lo propone, puede realizar este tipo de práctica siempre y cuando tenga un nivel de inglés elevado.

"Es muy importante dominar un segundo idioma. En este caso, en Dubái, sólo se habla árabe o inglés. Si nosotras no domináramos el inglés, pues no podríamos haber aprovechado esta oportunidad. En la Universidad lo que hace falta es poner más énfasis en el inglés eso le abre a uno puertas en otros países. También es importante ser muy responsable, allá quieren ver que el empleado se preocupe por ser más y salir adelante que no se ocupe solo por lo que le tocó hacer, sino que aporte ideas", afirma Jenny, quien recuerda que su momento más difícil fue enfrentarse a la cultura machista de los países árabes.

"El primer impacto es la cultura. Es completamente diferente. En Emiratos Árabes hay sobre todo hindúes, paquistaníes, filipinos y rusos. Yo tuve problemas con los paquistaníes y los hindúes, porque los hombres son muy machistas, en Dubái hay mucha prostitución y entonces creen que todas las mujeres son prostitutas y es normal que a toda hora hagan propuestas indecentes".

Pero las estudiantes dicen que son más los momentos buenos que los malos y están orgullosas de lo bien que se desempeñaron en sus empleos, tanto, que en sus hoteles les hicieron una nueva oferta laboral y se van a regresar.

"Gracias a nuestro trabajo, el Grupo nos pidió que regresáramos. Yo seré Relacionista Pública, mientras que Jenny esperará el grado para volver a Dubái", señala María Carolina.


  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.