text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La Biblioteca Nacional de Colombia celebra su cumpleaños 231

      
Pero sin duda, uno de los alcances más significativos de la Biblioteca Nacional en estos últimos años ha sido la consolidación del Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas, que desde 2002 y hasta la fecha ha dotado las bibliotecas públicas de 722 municipios en toda Colombia.<br/><br/> Este Plan, que hoy se constituye en ejemplo para el mundo, lidera la política de promoción de lectura en el país, promoviendo el acceso de toda la población a la información, conocimiento y entretenimiento que proporcionan los libros y las nuevas tecnologías de la comunicación. Este año, la Biblioteca Nacional tendrá como meta la dotación de 90 bibliotecas, de las 340 que faltan por atender en todo el territorio nacional.<br/><br/> También es de destacar que, cumpliendo con su objetivo de recuperación, protección y divulgación de la memoria documental del país, la Biblioteca Nacional, a través de su Centro de Documentación Musical, lleva a cabo proyectos de digitalización de la información, mediante la producción de medios escritos, sonoros y audiovisuales, que facilitan la conservación y transmisión de la tradición oral y escrita de las comunidades.<br/><br/> Uno de estos exitosos proyectos es el Mapa de la Cartografía Musical de Colombia, cuya primera fase fue presentada públicamente a finales del 2007 y hoy se puede consultar a través de los sitios web <a href=https://www.sinic.gov.co target=_blank>www.sinic.gov.co</a> y  <a href=https://www.sinic.gov.co target=_blank>www.mincultura.gov.co</a><br/><br/> De esta manera, La Biblioteca Nacional, única en su género en el país, llega a su aniversario 231 consolidada como una entidad líder en la generación de mecanismos de circulación de contenidos culturales, que le permiten a la población ampliar sus posibilidades de contacto con expresiones como la música y la lectura.<br/><br/><span style=font-weight: bold;><br style=font-weight: bold;/>Historia de la entidad </span><br/><br/> La Biblioteca Nacional de Colombia abrió sus puertas como Real Biblioteca Pública de Santafé de Bogotá el 9 de enero de 1777 en una casona del hoy remodelado Palacio de San Carlos, sede de la Cancillería. Su primer acervo bibliográfico se formó a partir de la biblioteca del Colegio Máximo de la Compañía de Jesús, luego de su expulsión de la Nueva Granada por orden de Carlos III en 1767. <br/><br/> La idea de su creación, en 1771, se debe al fiscal protector de Indios de la Real Audiencia del Nuevo Reino de Granda, don Francisco Moreno y Escandón. La orden fue expedida mediante decreto del 20 de julio de 1773 por el Marqués Manuel de Guirior, virrey de la Nueva Granada, en su calidad de Presidente de la Junta Superior de Aplicaciones.<br/><br/> En 1823 es trasladada por el General Santander al edificio de las aulas de San Bartolomé, hoy Museo Colonial, y cambia de nombre por el de Biblioteca Nacional. Después de 115 años y gracias a las gestiones del director de ese entonces, don Daniel Samper Ortega, es traslada en 1938 al edificio donde actualmente funciona, el cual, junto con sus colecciones, fue declarado Monumento Nacional en 1975.<br/><br/> La Biblioteca Nacional desde 1834 y gracias a la primera Ley de Depósito Legal de Publicaciones, recopila, conserva, custodia y difunde toda la producción editorial del país, así como la importada, representada en obras impresas, audiovisuales y fonográficas, que constituye el patrimonio bibliográfico de los colombianos.<br/><br/> En su estantería reposan, entre otras reliquias bibliográficas, 41 incunables universales, más de 30.000 volúmenes de libros raros y curiosos publicados entre los siglos XV y XVIII de gran valor artístico, histórico, científico y cultural, de los cuales se destacan ediciones elzevirianas y aldinas, Biblias antiguas, colecciones cartográficas y primeros impresos americanos y colombianos.<br/><br/> Además, más de 30 bibliotecas particulares que pertenecieron a destacadas personalidades de la vida nacional como parte de los libros del Sabio José Celestino Mutis, 610 volúmenes de manuscritos de diversa naturaleza y procedencia, obra gráfica como las acuarelas de la Comisión Corográfica, los dibujos de Alberto Urdaneta, José María Espinosa y Ricardo Rendón, y las fotografías de Nereo López, entre otras. De igual manera en la Biblioteca Nacional se encuentra la Hemeroteca Nacional Manuel del Socorro Rodríguez, que conserva la gran mayoría de las publicaciones seriadas publicadas en el país desde 1785 hasta hoy.<br/><br/> Desde 1997, la Biblioteca Nacional de Colombia hace parte del Ministerio de Cultura como Unidad Administrativa Especial. <br/><br/><br/><br/>
Pero sin duda, uno de los alcances más significativos de la Biblioteca Nacional en estos últimos años ha sido la consolidación del Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas, que desde 2002 y hasta la fecha ha dotado las bibliotecas públicas de 722 municipios en toda Colombia.

Este Plan, que hoy se constituye en ejemplo para el mundo, lidera la política de promoción de lectura en el país, promoviendo el acceso de toda la población a la información, conocimiento y entretenimiento que proporcionan los libros y las nuevas tecnologías de la comunicación. Este año, la Biblioteca Nacional tendrá como meta la dotación de 90 bibliotecas, de las 340 que faltan por atender en todo el territorio nacional.

También es de destacar que, cumpliendo con su objetivo de recuperación, protección y divulgación de la memoria documental del país, la Biblioteca Nacional, a través de su Centro de Documentación Musical, lleva a cabo proyectos de digitalización de la información, mediante la producción de medios escritos, sonoros y audiovisuales, que facilitan la conservación y transmisión de la tradición oral y escrita de las comunidades.

Uno de estos exitosos proyectos es el Mapa de la Cartografía Musical de Colombia, cuya primera fase fue presentada públicamente a finales del 2007 y hoy se puede consultar a través de los sitios web www.sinic.gov.cowww.mincultura.gov.co

De esta manera, La Biblioteca Nacional, única en su género en el país, llega a su aniversario 231 consolidada como una entidad líder en la generación de mecanismos de circulación de contenidos culturales, que le permiten a la población ampliar sus posibilidades de contacto con expresiones como la música y la lectura.


Historia de la entidad


La Biblioteca Nacional de Colombia abrió sus puertas como Real Biblioteca Pública de Santafé de Bogotá el 9 de enero de 1777 en una casona del hoy remodelado Palacio de San Carlos, sede de la Cancillería. Su primer acervo bibliográfico se formó a partir de la biblioteca del Colegio Máximo de la Compañía de Jesús, luego de su expulsión de la Nueva Granada por orden de Carlos III en 1767.

La idea de su creación, en 1771, se debe al fiscal protector de Indios de la Real Audiencia del Nuevo Reino de Granda, don Francisco Moreno y Escandón. La orden fue expedida mediante decreto del 20 de julio de 1773 por el Marqués Manuel de Guirior, virrey de la Nueva Granada, en su calidad de Presidente de la Junta Superior de Aplicaciones.

En 1823 es trasladada por el General Santander al edificio de las aulas de San Bartolomé, hoy Museo Colonial, y cambia de nombre por el de Biblioteca Nacional. Después de 115 años y gracias a las gestiones del director de ese entonces, don Daniel Samper Ortega, es traslada en 1938 al edificio donde actualmente funciona, el cual, junto con sus colecciones, fue declarado Monumento Nacional en 1975.

La Biblioteca Nacional desde 1834 y gracias a la primera Ley de Depósito Legal de Publicaciones, recopila, conserva, custodia y difunde toda la producción editorial del país, así como la importada, representada en obras impresas, audiovisuales y fonográficas, que constituye el patrimonio bibliográfico de los colombianos.

En su estantería reposan, entre otras reliquias bibliográficas, 41 incunables universales, más de 30.000 volúmenes de libros raros y curiosos publicados entre los siglos XV y XVIII de gran valor artístico, histórico, científico y cultural, de los cuales se destacan ediciones elzevirianas y aldinas, Biblias antiguas, colecciones cartográficas y primeros impresos americanos y colombianos.

Además, más de 30 bibliotecas particulares que pertenecieron a destacadas personalidades de la vida nacional como parte de los libros del Sabio José Celestino Mutis, 610 volúmenes de manuscritos de diversa naturaleza y procedencia, obra gráfica como las acuarelas de la Comisión Corográfica, los dibujos de Alberto Urdaneta, José María Espinosa y Ricardo Rendón, y las fotografías de Nereo López, entre otras. De igual manera en la Biblioteca Nacional se encuentra la Hemeroteca Nacional Manuel del Socorro Rodríguez, que conserva la gran mayoría de las publicaciones seriadas publicadas en el país desde 1785 hasta hoy.

Desde 1997, la Biblioteca Nacional de Colombia hace parte del Ministerio de Cultura como Unidad Administrativa Especial.



  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.