Noticias

Responsabilidad Social en Educación Superior en Belice

      
La ubicación geográfica de Belice en Centroamérica y el Caribe y nuestra historia como colonia británica, han dejado un legado de principios los cuales han sido acogidos dentro de nuestras instituciones, incluyendo las de Educación Superior, que incluyen un compromiso con el ideal democrático. Esto ha resultado en una reexaminación continua del propósito público de la Educación Superior y resaltar la importancia del continuo compromiso, a través de las acciones y la enseñanza en nuestras comunidades.

Nuestras Instituciones estatales-eclesiásticas ofrecen programas en Educación Superior, debido a la influencia que la fe cristiana, tiene y ha tenido históricamente y que se encuentra ligada y arraigada dentro del compromiso, la orientación y las estrategias de la comunidad. Esto es cualitativamente notorio, en la estructura de los programas donde varios cursos están explicítamele guiados por cuestiones morales y éticas, como el abuso de sustancias, la conducta moral, destacando el voluntariado y el servicio.

Nuestras instituciones seculares de Educación Superior, a diferencia de nuestras instituciones estatales- eclesiásticas, tienen de facto una responsabilidad cívica, en virtud de su relación legal y su dependencia fiscal con el Gobierno. En consecuencia, estas instituciones se esfuerzan por satisfacer ciertos requerimientos cívicos y sociales tales como proporcionar una fuerza de trabajo capacitada, dirigir la identificación de las necesidades nacionales a través del desarrollo de las capacidades humanas y por medio de la investigación, aunque ha habido una escasez de esto último debido a la falta de financiación. Incluido en la misión de nuestras instituciones de Educación Superior financiadas por el Estado es un mandato procurar hacer la educación accesible a todos los estudiantes, independientemente de su clase, raza, género, religión, afiliación política u orientación sexual, al igual que posicionar a Belice para ser una nación competitiva en una economía global del conocimiento.

Si nuestras instituciones de Educación Superior, las estatales-eclesiásticas o las seculares, en sus esfuerzos por asegurar que los graduados se sensibilicen por los diferentes contextos sociales, incluyeran, como parte del plan de estudios en los cursos que ofrecen, la participación de la industria o de prácticas, pasantías, prácticas profesionales o los programas de intercambio Sin embargo, existe una percepción de hacer frente a un déficit cívico, sobre todo entre los jóvenes, así como a desarrollar una capacidad para contribuir con la comunidad y el bienestar nacional en materia económica, social y cultural. Hay otros factores contextuales emergentes, que incluyen el requisito de que nuestras instituciones sean más empresariales, la internacionalización de la educación y la creciente importancia de la región - Latinoamérica y el Caribe-, lo que está impactando la naturaleza de la responsabilidad social dentro del compromiso de nuestra comunidad de Educación Superior. Estos cambios se ven reflejados en las estrategias conjuntas con instituciones regionales e internacionales, tales como The Caribbean Single Market and Economy (CSME) y el Instituto de Educación Superior para América Latina y el Caribe (IESALC), lo que tendrá significantes implicaciones en nuestras políticas y planes económicos.

La responsabilidad social ha estado, históricamente, siempre presente en mayor o menor grado en todas nuestras instituciones de Educación Superior, sin embargo, en los últimos años, su misión y visión central se ha fortalecido. Esto fue destacado en una consulta nacional que fue realizada en 2006 como parte del proceso de facilitación y preparación de una Política Nacional para Educación Superior en Belice. En los últimos meses, en los medios de comunicación, se ha resaltado la creciente importancia sobre el papel de la educación y, más concretamente, sobre el papel de la educación superior para ayudar a resolver los graves problemas sociales de la delincuencia y la violencia en el país.

*Dr. Corinth Morter-Lewis es Presidenta Emérita de la Universidad de Belice. La Dra Morter- Lewis posee un Ph. D. in Psychology of Education de The University of Alberta, Canada. Comenzó su carrera profesoral en la Escuela Técnica de Belice, una de las cinco instituciones que forman la actual UB, donde sirvió como Directora. Lewis también ha trabajado con el Ministerio de Educación y actualmente forma parte del Consejo de Administración de Unesco.


  • Fuente:


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.