text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cien años de una revolución silenciosa

      
Y si en vez de promesas de aumento de busto subieran más fácil los salarios… Y si en vez de ofrecerles unas gafas costosas les permitieran mirar que existen derechos que las involucran y que hace falta hacer respetar… Y si algunas familias en vez de insistirles con hombres tipo príncipe azul les hablaran de “palacios” más imponentes como las ciencias, la administración, el deporte o tantos otros donde se pueden escribir mejores historias…<br/><br/> Imágenes como estas se plantean a partir de lo expresado por cuatro mujeres, quienes de manera crítica miran qué tanto ha ganado y ha dejado de hacerlo su género en estos últimos 100 años… Y sí, el número redondo se debe a que hace un siglo, precisamente en marzo, comenzó a celebrarse en el mundo el <a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2010/10/15/628593/dia-mundial-mujer-rural.html target=_blank><strong>Día Internacional de la Mujer</strong></a>, fecha que aunque divide a algunas, tiene una significación en la evolución de su lucha. <br/><br/> Ana Cristina Vélez, <strong><a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2010/04/29/257842/lenguaje-redes-sociales-analisis-universidad-eafit-PRINTABLE.html target=_blank>docente del Departamento de Humanidades de EAFIT</a></strong>; Ana María Cano, jefa del Fondo Editorial de la Universidad; Ana Cristina Moreno, egresada eafitense y actual directora de Planeación de Antioquia; y la columnista Florence Thomas, experta en temas relacionados con los derechos femeninos, hablan de victimización, belleza, aborto, trabajo, familia y asuntos similares que afectan a un género que pide ser más escuchado. <br/><br/> En opinión de la periodista Ana María Cano Posada, <strong><a href=https://noticias.universia.net.co/tag/MUJER/ target=_blank>la mujer es cada vez más visible</a></strong>, pero a la vez más exigida, lo que comparte Florence Thomas, quien además habla de la revolución pacífica y silenciosa realizada por las mujeres en la segunda mitad del siglo XX, época en donde se hicieron sentir a partir de logros en todos los sentidos, entre estos políticos. “Luego de obtener el derecho al voto las mujeres se educaron. Esto fue muy importante porque antes se pensaba que no eran tan inteligentes como los hombres y que los espacios de administración eran de ellos, no obstante, cuando se educaron vieron que podían también administrar el mundo”, indica Florence. <br/><br/> Por su parte, la docente Ana Cristina Vélez López explica, y sigue por esta misma línea, que las mujeres comenzaron el siglo XX con una posición muy desventajosa en el tema de los derechos civiles, con el antecedente de que el sujeto mujer no tuvo un papel tan preponderante en la historia, con algunas excepciones en la <strong>Edad Media, el Renacimiento y la Revolución Francesa, lo que comenzó a cambiar con la Revolución Industrial</strong>. <br/><br/> “Se logra el derecho civil y con este el derecho al voto, lo que les concede el papel de ciudadanas, algo que también se suma a los derechos económicos. De esta manera se pudo entrar en la vida pública”, señala la profesora, quien agrega que para 1960, aparte de tener voz, había mujeres excepcionales en campos como el científico, el académico y el filosófico, pero reitera que eran la excepción. <br/><br/> A partir de esta situación, más otros logros de los últimos 50 años, Ana Cristina Vélez encuentra hoy a una mujer en otro plano, el de un ser que está tú a tú con el hombre en términos de pensamiento, de capacidad y de posibilidad de gobernar. Eso sí, considera que todavía hay cosas que siguen siendo difíciles, de hecho se refiere a los últimos estudios que hablan de diferencia de salarios a favor de los hombres. <br/><br/> Otra de sus preocupaciones es que exista, por ejemplo, una Ley de Cuotas en el Congreso de la República. “Eso quiere decir que las mujeres todavía somos vistas o tenemos que comportarnos como una minoría, por lo que se tienen que romper unas barreras de lo que tradicionalmente ha existido. Ahí hay un síntoma”.
Y si en vez de promesas de aumento de busto subieran más fácil los salarios… Y si en vez de ofrecerles unas gafas costosas les permitieran mirar que existen derechos que las involucran y que hace falta hacer respetar… Y si algunas familias en vez de insistirles con hombres tipo príncipe azul les hablaran de “palacios” más imponentes como las ciencias, la administración, el deporte o tantos otros donde se pueden escribir mejores historias…

Imágenes como estas se plantean a partir de lo expresado por cuatro mujeres, quienes de manera crítica miran qué tanto ha ganado y ha dejado de hacerlo su género en estos últimos 100 años… Y sí, el número redondo se debe a que hace un siglo, precisamente en marzo, comenzó a celebrarse en el mundo el Día Internacional de la Mujer, fecha que aunque divide a algunas, tiene una significación en la evolución de su lucha.

Ana Cristina Vélez, docente del Departamento de Humanidades de EAFIT; Ana María Cano, jefa del Fondo Editorial de la Universidad; Ana Cristina Moreno, egresada eafitense y actual directora de Planeación de Antioquia; y la columnista Florence Thomas, experta en temas relacionados con los derechos femeninos, hablan de victimización, belleza, aborto, trabajo, familia y asuntos similares que afectan a un género que pide ser más escuchado.

En opinión de la periodista Ana María Cano Posada, la mujer es cada vez más visible, pero a la vez más exigida, lo que comparte Florence Thomas, quien además habla de la revolución pacífica y silenciosa realizada por las mujeres en la segunda mitad del siglo XX, época en donde se hicieron sentir a partir de logros en todos los sentidos, entre estos políticos. “Luego de obtener el derecho al voto las mujeres se educaron. Esto fue muy importante porque antes se pensaba que no eran tan inteligentes como los hombres y que los espacios de administración eran de ellos, no obstante, cuando se educaron vieron que podían también administrar el mundo”, indica Florence.

Por su parte, la docente Ana Cristina Vélez López explica, y sigue por esta misma línea, que las mujeres comenzaron el siglo XX con una posición muy desventajosa en el tema de los derechos civiles, con el antecedente de que el sujeto mujer no tuvo un papel tan preponderante en la historia, con algunas excepciones en la Edad Media, el Renacimiento y la Revolución Francesa, lo que comenzó a cambiar con la Revolución Industrial.

“Se logra el derecho civil y con este el derecho al voto, lo que les concede el papel de ciudadanas, algo que también se suma a los derechos económicos. De esta manera se pudo entrar en la vida pública”, señala la profesora, quien agrega que para 1960, aparte de tener voz, había mujeres excepcionales en campos como el científico, el académico y el filosófico, pero reitera que eran la excepción.

A partir de esta situación, más otros logros de los últimos 50 años, Ana Cristina Vélez encuentra hoy a una mujer en otro plano, el de un ser que está tú a tú con el hombre en términos de pensamiento, de capacidad y de posibilidad de gobernar. Eso sí, considera que todavía hay cosas que siguen siendo difíciles, de hecho se refiere a los últimos estudios que hablan de diferencia de salarios a favor de los hombres.

Otra de sus preocupaciones es que exista, por ejemplo, una Ley de Cuotas en el Congreso de la República. “Eso quiere decir que las mujeres todavía somos vistas o tenemos que comportarnos como una minoría, por lo que se tienen que romper unas barreras de lo que tradicionalmente ha existido. Ahí hay un síntoma”.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.