text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Los tratados entre Japón y Colombia tendrán que esperar

      
El horizonte oscuro por el que hoy trasiega el sol naciente japonés no será eterno. Luego del desastre natural ocurrido el 11 de marzo y de la crisis nuclear que durante varios días ha mantenido la atención puesta en este archipiélago asiático, el pueblo nipón piensa ya en la recuperación de sus zonas devastadas y en el regreso a su dinámica habitual. <br/><br/> Y aunque el panorama aún tiene tintes inciertos, hay matices que deberían ser considerados antes de entregar conclusiones fatalistas, según se desprende de un análisis hecho por dos <a href=https://noticias.universia.net.co/busqueda-avanzada/403_11427/area-de-conocimiento_formaci%C3%B3n-de-docentes/universidad_universidad-eafit---medell%C3%ADn/ target=_blank><strong>docentes de EAFIT</strong></a>, quienes no solo se refieren a la realidad japonesa sino que también consideran la participación de Colombia en la vuelta a la normalidad de una de las economías más prósperas del planeta. <br/><br/> “Ellos son capaces de tocar fondo y de salir adelante. Desde luego, todas las negociaciones económicas que mantenía Japón no son la prioridad en este momento. Eso no quiere decir que hayan sido canceladas, solo habrá que esperar”, señala Adriana Roldán Pérez, coordinadora académica del <strong><a href=https://noticias.universia.net.co/tag/eafit/ target=_blank>Centro de Estudios Asia-Pacífico de EAFIT</a></strong>. En el caso específico de Colombia, en cuanto a materia comercial, la crisis no trae buenas perspectivas a corto plazo, de hecho el Acuerdo de Cooperación Económica que se encuentra en proceso de planeación entre ambos países, y que va más allá (en sus políticas) que un TLC, deberá tener un compás de espera. <br/><br/> “A pesar de que los japoneses siempre han sido muy activos en temas de cooperación, la prioridad para ellos en este momento será su mercado interno”, dice la docente. Además, agrega que Colombia importa más de lo que le exporta a <a href=https://noticias.universia.net.co/translate/es-pt/ciencia-nn-tt/noticia/2011/03/14/800551/sismo-japon-puede-ser-gran-terremoto-PRINTABLE.html target=_blank><strong>J</strong><strong>apón</strong></a>. “Este desastre también modificará la balanza, ya que los productos japoneses subirán de precio, mientras los colombianos -como el café- perderán interés para este mercado asiático, que ya se ha concentrado en su reconstrucción”. <br/><br/><font size=2><strong>Análisis de una crisis</strong></font><br/> Terremoto, tsunami y crisis nuclear llegaron para Japón en un mal momento. “Ellos estaban atravesando un déficit fiscal muy alto, sus empresas estaban perdiendo competitividad con el alza del yen, y la población estaba envejeciendo -30 por ciento de ella es mayor de 65 años-”, comenta la profesora Roldán. <br/><br/> Igualmente, la situación política no estaba del todo estable. La renuncia de los primeros ministros ha sido la constante en los últimos cinco años y el partido del mandatario actual, el Partido Democrático de Japón, apenas se está afianzando en un poder que le ha sido esquivo en la historia reciente. <br/><br/>
El horizonte oscuro por el que hoy trasiega el sol naciente japonés no será eterno. Luego del desastre natural ocurrido el 11 de marzo y de la crisis nuclear que durante varios días ha mantenido la atención puesta en este archipiélago asiático, el pueblo nipón piensa ya en la recuperación de sus zonas devastadas y en el regreso a su dinámica habitual.

Y aunque el panorama aún tiene tintes inciertos, hay matices que deberían ser considerados antes de entregar conclusiones fatalistas, según se desprende de un análisis hecho por dos docentes de EAFIT, quienes no solo se refieren a la realidad japonesa sino que también consideran la participación de Colombia en la vuelta a la normalidad de una de las economías más prósperas del planeta.

“Ellos son capaces de tocar fondo y de salir adelante. Desde luego, todas las negociaciones económicas que mantenía Japón no son la prioridad en este momento. Eso no quiere decir que hayan sido canceladas, solo habrá que esperar”, señala Adriana Roldán Pérez, coordinadora académica del Centro de Estudios Asia-Pacífico de EAFIT. En el caso específico de Colombia, en cuanto a materia comercial, la crisis no trae buenas perspectivas a corto plazo, de hecho el Acuerdo de Cooperación Económica que se encuentra en proceso de planeación entre ambos países, y que va más allá (en sus políticas) que un TLC, deberá tener un compás de espera.

“A pesar de que los japoneses siempre han sido muy activos en temas de cooperación, la prioridad para ellos en este momento será su mercado interno”, dice la docente. Además, agrega que Colombia importa más de lo que le exporta a Japón. “Este desastre también modificará la balanza, ya que los productos japoneses subirán de precio, mientras los colombianos -como el café- perderán interés para este mercado asiático, que ya se ha concentrado en su reconstrucción”.

Análisis de una crisis
Terremoto, tsunami y crisis nuclear llegaron para Japón en un mal momento. “Ellos estaban atravesando un déficit fiscal muy alto, sus empresas estaban perdiendo competitividad con el alza del yen, y la población estaba envejeciendo -30 por ciento de ella es mayor de 65 años-”, comenta la profesora Roldán.

Igualmente, la situación política no estaba del todo estable. La renuncia de los primeros ministros ha sido la constante en los últimos cinco años y el partido del mandatario actual, el Partido Democrático de Japón, apenas se está afianzando en un poder que le ha sido esquivo en la historia reciente.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.