text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El destino de la humanidad en materia de valores es desesperanzador

      
Con el objeto de avanzar en el esclarecimiento de la situación actual de los valores y su difusión en la Región Caribe, el filósofo Rubén Maldonado, profesor del Departamento de Humanidades y Filosofía, viene adelantado la investigación Producción y comercio de valores. Su puesta en escena a través de la <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/MUSICA/ target=_blank><strong>música en el Caribe colombiano</strong></a>.<br/><br/> En una época como la actual, explicó Maldonado, miembro del Grupo de Investigación en Filosofía de la <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Universidad-del-Norte/ target=_blank><strong>Universidad del Norte</strong></a>, donde a nivel de comunicación la imagen ha venido a remplazar los conceptos, la difusión de los valores corre por cuenta de sugestivos videos. Esta herramienta tiene mucho impacto en la difusión de estos; y se ha convertido en el medio más eficaz para hacerlo. Según él, todo esto ocurre de manera imperceptible, pero no a los ojos de un filósofo. “La música tiene un poder de avasallamiento, sobre todo la que se consume en la costa norte del país (el vallenato) que tiene abundante contenido, y esa abundancia de contenido se las “traga” imperceptiblemente el bailador o el parrandero”. <br/><br/> “Lo que se oculta en la letra de esas canciones constituye una muestra representativa de los valores, conforme a la definición de valores como nuestros deseos mismos, dada por Paul Diel - psicólogo francés - en su estudio Los principios de la educación y de la reeducación. Esta definición de Diel pone los valores en términos de mercado de deseos y no de imposición de bienestar, introduciéndolos en el ámbito de la libertad y no de la verdad”, explica Maldonado. <br/><br/> Para el<a href=https://noticias.universia.net.co/tag/INVESTIGADOR/ target=_blank><strong> investigador</strong></a>, el tema de los valores involucra la parte más densa de la existencia humana, y en ese sentido resalta la importancia del proyecto, pues considera que la enseñanza de los valores está en las peores manos, que es la de los productores de imagen a través de sus intermediarios, los cantantes. <br/><br/> “Si son los cantantes, en su inmensa mayoría analfabetas, quienes nos enseñan a preferir unas cosas en vez de otras (valores), el destino de la humanidad en materia de valores es desesperanzador, ya que para orientar en esta materia se necesita un grado de preparación exigente”, afirma el filósofo. <br/><br/> “Las personas, para poder ver la realidad en su profundidad, deben tener cierto grado de ilustración que no lo tienen los cantantes ni quienes promocionan a los cantantes, que sin proponérselo, están haciendo el papel de pedagogos de los valores con gran incidencia en la juventud, a través de cursilerías sobre los grandes temas de los valores como la dignidad, la muerte, el heroísmo, el lenguaje, el erotismo, la solidaridad, entre otros”, <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Investigador/ target=_blank><strong>puntualizó el investigador</strong></a>. <br/><br/> Esta situación, piensa Maldonado, está influyendo en los jóvenes, y señala que hay que empezar a llamar la atención en la gran acogida que tienen el vallenato o la salsa «llorona», pues los artistas terminan “convirtiendo en héroes a sus exponentes, y esto más bien debería darnos pena”. El investigador citó a los intérpretes Miguel Matamoros y Alejo Durán como artistas con mejores fundamentos para promocionar valores, ya que la inspiración de ellos “está más acorde con la densidad de la existencia”. <br/><br/> Por: John Sánchez Otero, Grupo Prensa <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Universidad-del-Norte/ target=_blank><strong>Universidad del Norte</strong></a>
Con el objeto de avanzar en el esclarecimiento de la situación actual de los valores y su difusión en la Región Caribe, el filósofo Rubén Maldonado, profesor del Departamento de Humanidades y Filosofía, viene adelantado la investigación Producción y comercio de valores. Su puesta en escena a través de la música en el Caribe colombiano.

En una época como la actual, explicó Maldonado, miembro del Grupo de Investigación en Filosofía de la Universidad del Norte, donde a nivel de comunicación la imagen ha venido a remplazar los conceptos, la difusión de los valores corre por cuenta de sugestivos videos. Esta herramienta tiene mucho impacto en la difusión de estos; y se ha convertido en el medio más eficaz para hacerlo. Según él, todo esto ocurre de manera imperceptible, pero no a los ojos de un filósofo. “La música tiene un poder de avasallamiento, sobre todo la que se consume en la costa norte del país (el vallenato) que tiene abundante contenido, y esa abundancia de contenido se las “traga” imperceptiblemente el bailador o el parrandero”.

“Lo que se oculta en la letra de esas canciones constituye una muestra representativa de los valores, conforme a la definición de valores como nuestros deseos mismos, dada por Paul Diel - psicólogo francés - en su estudio Los principios de la educación y de la reeducación. Esta definición de Diel pone los valores en términos de mercado de deseos y no de imposición de bienestar, introduciéndolos en el ámbito de la libertad y no de la verdad”, explica Maldonado.

Para el investigador, el tema de los valores involucra la parte más densa de la existencia humana, y en ese sentido resalta la importancia del proyecto, pues considera que la enseñanza de los valores está en las peores manos, que es la de los productores de imagen a través de sus intermediarios, los cantantes.

“Si son los cantantes, en su inmensa mayoría analfabetas, quienes nos enseñan a preferir unas cosas en vez de otras (valores), el destino de la humanidad en materia de valores es desesperanzador, ya que para orientar en esta materia se necesita un grado de preparación exigente”, afirma el filósofo.

“Las personas, para poder ver la realidad en su profundidad, deben tener cierto grado de ilustración que no lo tienen los cantantes ni quienes promocionan a los cantantes, que sin proponérselo, están haciendo el papel de pedagogos de los valores con gran incidencia en la juventud, a través de cursilerías sobre los grandes temas de los valores como la dignidad, la muerte, el heroísmo, el lenguaje, el erotismo, la solidaridad, entre otros”, puntualizó el investigador.

Esta situación, piensa Maldonado, está influyendo en los jóvenes, y señala que hay que empezar a llamar la atención en la gran acogida que tienen el vallenato o la salsa «llorona», pues los artistas terminan “convirtiendo en héroes a sus exponentes, y esto más bien debería darnos pena”. El investigador citó a los intérpretes Miguel Matamoros y Alejo Durán como artistas con mejores fundamentos para promocionar valores, ya que la inspiración de ellos “está más acorde con la densidad de la existencia”.

Por: John Sánchez Otero, Grupo Prensa Universidad del Norte

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.