text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Exhumaciones reconstruyen la historia bogotana

      
Agencia de Noticias Universidad Nacional
Agencia de Noticias Universidad Nacional
El proyecto arqueológico, que inició hace tres años con el propósito de recuperar los restos que reposaban en el globo B del antiguo Cementerio Central de la capital, fue presentado a la comunidad a través de una muestra de un día en el mismo cementerio, de diferentes elementos que permitieron al equipo de expertos reconstruir parte de la historia bogotana.

Según datos históricos, el globo B del Cementerio Central era destinado para inhumación de los cuerpos de los bogotanos de escasos recursos, por lo que la excavación “permitirá comprender la cultura popular de la época”, afirmó Lorena Lemus, antropóloga del proyecto.

Se prevé que para finales del 2011, el territorio de excavación sea convertido en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, un espacio con características museográficas que rinda homenaje no solo a esta parte de la historia, sino a las víctimas del conflicto armado en Colombia, y que además cuente con un archivo físico y virtual de los hallazgos de la excavación y datos históricos de la ciudad.

“Este proceso empezó desde el 2009 con la prospección arqueológica, continuó en el 2010 con la primera excavación y sigue ahora con el inicio de la construcción del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación”, explicó Camilo Rojas, antropólogo de la Universidad Nacional y coordinador del proyecto arqueológico.

La excavación dio como resultado el hallazgo de cerca de 2.000 individuos en un área de 3.600 m2 explorados, muestras dentales, ropa de la época, huesos con intervenciones quirúrgicas, restos animales y elementos culturales, entre otros elementos.

“Los dientes, por ejemplo, son una muestra de la importancia del estatus social para esta época, porque vemos que existen numerosas piezas dentales elaboradas en oro, o dientes originales recubiertos con el metal. Una forma de estética que hoy en día no es muy conocida, pero que en ese momento (1873-1970) significaba lujo y prestigio”, aseguró Deisy Perilla, antropóloga del proyecto.

Con los hallazgos, los expertos destacan la evidencia de los cambios sociales presentados durante el último siglo.

“Encontramos rasgos culturales tan claros como los atuendos de la época; pudimos ver el uso de vestidos por parte de la mayoría de las mujeres, no pantalones, además de zapatos de plástico, mantas para la cabeza y muchos elementos que hoy no se utilizan o se han modificado”, destaca Perilla.

Igualmente, elementos propios de los rituales religiosos también fueron presentados durante la exhibición. “Hay varios elementos que generalmente son atribuidos a prácticas mágico-religiosas como fluidos corporales, muñecos, ataduras y otros asociados con brujería. Queremos mostrar que este tipo de prácticas (ocultas o no) hacían parte de la cotidianidad de la gente y de la cultura popular”, describió Lemus.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.