text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 consejos para que puedas regresar a la universidad siendo un adulto

      
estudiaantes-adultos-universidad-Flickr-jerik0ne
Nunca es tarde para retomar los estudios. Foto: Flickr/jerik0ne.
Lee también:
 
 
 
Nunca es tarde para retomar tus estudios.Incluso siendo un adulto, puedes seguir formándote o retomar la universidad. Esto lejos de ser una idea descabellada te enriquecerá en lo personal y lo profesional. El portal Aol Jobs enumera cinco consejos para que puedas volver a los libros con éxito.

1.  Crear una red de apoyo. Además de contar con un grado de motivación personal que es lo que te llevará a matricularte en la universidad, contar con una red de apoyo puede ser clave para sentirte feliz en tus estudios.

Algunas escuelas ofrecen programas en los que se conectan distintos estudiantes que avanzan juntos a través de las distintas materias. Si la universidad a la que planeas asistir no ofrece dichos programa, igual puedes anotarte y buscar estudiantes que compartan tus intereses y tengan disponibilidad horaria, de modo tal que a ambos les convenga reunirse para estudiar.

2. Hacer de la educación un asunto de familia. Incluir a tu familia como parte activa de la educación te ayudará a equilibrar la carga. Es importante tomar la iniciativa y no esperar a que los problemas surjan para resolverlos. Si tienes niños pequeños, lo mejor será establecer su tiempo de estudio en simultáneo con las actividades de tus pequeños, de modo que todos pueden mantenerse ocupados al mismo tiempo.

3. Supera tus miedos a la alta tecnología.
La mayor parte de los estudiantes adultos que regresan a la universidad se sienten atrasados en su manejo de las herramientas tecnológicas. Si bien es cierto que llegan con cierta desventaja, a eso se le suma el miedo y el querer hacerlo todo desde el primer día.

Hay escuelas con sistemas de apoyo telefónico para estudiantes con problemas de carácter técnico. Y se puede por allí consultar a otros egresados sobre dificultades con las herramientas necesarias para el curso.

4.  Estudia tu presupuesto.
El estudiante adulto es muy probable que llegue a la universidad con una serie de gastos fijos que no puede eliminar. Cuando se suma un estudio universitario a ellos, el nivel de vida se incrementa, por lo que debes tomar en serio el presupuesto para la educación. Considerar todos tus gastos antes de decidir dónde matricularte, no obstante, no significa cortar toda la diversión de tu vida.

5. Salir de la rutina.
Es cierto que los estudiantes mayores cuentan con la ventaja de la experiencia, pero también suelen estar más limitados en cuanto al tiempo y necesidades laborales. Además, es difícil recuperar el hábito de estudio. Por eso, lo fundamental es no hacerlo más complicado y tener la mente abierta a nuevas ideas y enseñanzas de profesores más jóvenes y capacitados.

Será una oportunidad para compartir técnicas anteriores que reporten mejores resultados, al tiempo que se podrán absorber otras innovaciones que hacen más fácil el aprendizaje.




Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.