text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Médicos saludables, practican lo que predican

      
medicos-realizan-actividad-fisica-universidad-de-los-andes
Un grupo de cerca de cien médicos y estudiantes de medicina, de diferentes facultades del país, se reúnen para correr en las principales pruebas de atletismo. Foto: Uniandes.
Un estilo de vida saludable reduce el riesgo de enfermedades crónicas. Eso dicen los médicos. Pero ellos, ¿lo cumplen?

Estudios en Estados Unidos demuestran que no. Gran parte de los médicos y estudiantes de medicina consideran no haber tenido el entrenamiento suficiente durante su carrera para aconsejar a un paciente a cambiar sus hábitos alimenticios, para motivarlos a dejar de fumar ni mucho menos para guiarlos en el inicio de una actividad física regular.

Parece un tema trivial, pero las personas físicamente activas tienen menor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas no transmisibles, que son la primera causa de morbi-mortalidad en el mundo.

Debido a esto nació el estudio Médicos saludables = pacientes saludables, con el objetivo de estudiar las asociaciones entre la actividad física, la nutrición, el tabaquismo, el consumo de alcohol, la consejería y los conocimientos en los estudiantes de primero y quinto año de medicina en varias facultades colombianas.

La idea central es enseñar a los estudiantes la importancia de tener coherencia entre lo que exigen a sus pacientes y lo que ellos hacen con su vida, para, así, aconsejar de "manera efectiva" sobre estilos de vida saludables.

“No se trata solo de adicionar unas clases más sino también de inculcar coherencia entre lo que los futuros médicos aconsejarán y lo que reflejarán con sus vidas”, dice el artículo Estrategias de intervención en hábitos saludables y actitudes hacia la consejería preventiva del grupo de investigación en Prevención de enfermedades crónicas y promoción de estilos de vida saludable.
 
Este equipo lo encabeza John Duperly, profesor e investigador de la Universidad de los Andes, y ha trabajado con Erika Frank, profesora e investigadora de la Universidad de British Columbia y fundadora e investigadora principal de Healthy Doc = Healthy Patient (Médico saludable = Paciente saludable) y con Michael Pratt, médico estadounidense, profesor de Medicina de Los Andes y director del Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud para la Actividad Física.

En las universidades, las facultades están trabajando para implementar políticas como evitar el consumo de cigarrillo, aumentar la oferta de frutas y vegetales en las cafeterías, construir escenarios deportivos e implementar horarios flexibles para que sus alumnos practiquen deportes.

Además de inculcar un estilo de vida saludable, han logrado reunir a un grupo tan motivado con el tema que ya supera las cien personas en promedio –entre médicos y estudiantes de medicina– que entrenan y corren pruebas tan importantes como la Media Maratón de Bogotá o las carreras 10k Viva y Nike, ambas de diez kilómetros.

“Mejorar la salud de los médicos es una de las formas más eficientes para mejorar la salud de toda la población. El doctor John Duperly, junto a nuestro grupo de investigación, ha mostrado que además de que el médico se enfoque en prevención primaria, ser un médico saludable es el más fuerte y consistente predictor de que el médico dé o no una consejería preventiva a sus pacientes”, afirma Erica Frank, quien empezó el proyecto Healthy Doc = Healthy Patient en Estados Unidos y luego se reunió con John Duperly para crear Médicos Saludables = Pacientes Saludables en Colombia, en 2005.

En los primeros dos años de existencia el grupo creció hasta reunir 24 facultades de medicina de 13 departamentos del país, con el objetivo inicial de ver el estado de salud general, los hábitos de nutrición, actividad física, tabaquismo y consumo de alcohol, así como los verdaderos conocimientos sobre estos temas en los estudiantes de primer semestre de medicina. Todo con la idea de mantener un seguimiento para volver a evaluar a esos estudiantes en el último año de la carrera.

“Con esto se podía saber si estudiar medicina ayuda a mejorar la salud de los médicos y a aplicar hábitos saludables o si, al contrario, empeoran”, dice Vanessa Collazos, quien fue investigadora del grupo de Epidemiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de los Andes y lideró el proyecto cinco años.

Así, John Duperly, maratonista, ha logrado 'arrastrar' a sus estudiantes. "Los de primer semestre fumaban, tenían sobrepeso y, basados en eso, se empezó a cambiar el currículo: se empezaron a crear investigaciones, lo que ayudó mucho, y nació el grupo de atletismo", agrega Collazos. En 2006 no llegaban diez a una carrera.

La meta es que esto también llegue a los médicos que ya no hacen parte de la academia.

“Los médicos pueden jugar un rol importante en el aumento de la actividad física en la población. Primero, aconsejando a sus pacientes sobre la importancia de hacer ejercicio regularmente y sobre cómo incrementar su práctica diaria. Segundo, actuando como líderes en su comunidad y finalmente, siendo ejemplo de una vida físicamente activa", agrega Michael Pratt.
 

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.