text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Claves para crear una nueva IES en Colombia

      
<p style=text-align: justify;>El Observatorio de la Universidad Colombiana presenta un análisis práctico y de contexto, a partir de la experiencia de conocedores del tema, en torno de los referentes que deben tenerse en cuenta para el diseño y creación de una nueva institución de educación superior (IES) en Colombia, a la luz del mercado, la legislación y las tendencias, así como las etapas básicas de un plan de trabajo, con miras a la obtención del reconocimiento de la personería jurídica ante el Ministerio de Educación Nacional.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>Alcance normativo</strong>: En resumen, cualquier particular u organización privada puede proyectar la creación de una IES en Colombia siempre y cuando se ajuste a las siguientes condiciones:</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>a)</strong> Se constituyan como corporaciones, fundaciones o <strong>instituciones de economía solidaria.</strong></p><p style=text-align: justify;><br/><strong>b)</strong> Estén organizadas como <strong>personas jurídicas</strong> de utilidad común, sin ánimo de lucro</p><p style=text-align: justify;><br/><strong>c)</strong> La inversión para el desarrollo de actividades de la nueva IES debe<strong> asegurar los recursos suficientes</strong> diferentes a los de matrícula para operar al menos por un tiempo no menor a la mitad de la terminación de su primera promoción.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Las IES también pueden ofrecer programas de educación para el trabajo y el desarrollo humano, aunque no es claro el ámbito legal y contable en torno de la mezcla de programa con y sin ánimo de lucro.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Con respecto a las IES, éstas <strong>se organizan, por ley, en instituciones técnicas</strong> (que sólo pueden ofrecer programas técnicos profesionales), instituciones tecnológicas (que además de los primeros, pueden ofrecer programas tecnológicos), instituciones universitarias (que es una figura única de Colombia, y permite ofrecer hasta programas universitarios, especializaciones y maestrías) y universidades (que permiten ofrecer hasta doctorados).</p><p style=text-align: justify;> </p><p>Con la Ley 749 de 2002, es posible que, por ejemplo, instituciones técnicas profesionales puedan ofrecer programas universitarios bajo la modalidad de ciclos propedéuticos, vía redefinición institucional.</p><p> </p><p style=text-align: justify;><br/>Aunque no es explícito, en la práctica está casi que cerrado el mecanismo legal para crear desde cero una Universidad, por el nivel de exigencias y la premisa de la tradición académica y de programas que requiere. El mecanismo ha sido el de<strong> nacer como institución universitaria y, vía redefinición, convertirse tras varios años en Universidad</strong> (el último caso es el de la Universidad ECCI).</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>La otra opción para nacer jurídicamente como IES es la de “comprar” una institución que tenga problemas de liquidez o deseo de “venta” de parte de sus fundadores, y repotenciarla con la inyección de capital y nuevos programas. Esto nunca se dice públicamente, pero es una realidad.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>Análisis de posibilidades:</strong> Para que los interesados en crear la institución perfilen bien la misma, se sugiere considerar las <strong>siguientes opciones:</strong></p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>a)</strong><strong>Una IES de élite o de carácter popular:</strong> Sea cual sea el modelo de institución a desarrollar, ésta debe ofrecer calidad, aunque claramente las condiciones de operación y los elementos de bienestar y valores agregados mejoran significativamente en programas que generan mayores ingresos por matrícula, que permitan mejores reinversiones.</p><p style=text-align: justify;><br/>Una IES de élite <strong>debe entenderse no sólo por las mejores condiciones académicas de sus estudiantes</strong> (que en nuestro medio se aseguran mayoritariamente con egresados de colegios de estratos altos), sino por el desarrollo de programas acreditados en alta calidad, investigación de punta, programas postgraduales e investigación avanzada.</p><p style=text-align: justify;><br/>Estas IES tienen relativamente pocos estudiantes con muy altos costos de matrícula. Su posicionamiento y maduración toma mucho tiempo e implica una inversión de muy largo plazo.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Esto implica una <strong>apuesta de muy largo plazo</strong>, con fuertes inversiones en infraestructura, laboratorios y personal académico.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Una IES de carácter popular se caracteriza por el acceso masivo, de bajo costo y a programas de menores requerimientos de infraestructura. <strong>La investigación es la básica y los profesores trabajan, fundamentalmente, la docencia.</strong> La tradición colombiana muestra que la calidad para los estratos medios y bajos se garantiza fundamentalmente en las universidades públicas. Su desarrollo como proyecto financiero puede darse rápido en razón del volumen de estudiantes, aunque tiene críticas por la calidad y sus altos niveles de deserción.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>b)</strong><strong>Una IES fortalecida en pregrado o en postgrado:</strong> Auncuando es posible, no es fácil en Colombia consolidar una IES únicamente con programas de posgrado, básicamente por la <strong>necesidad de contar con un soporte y tradición disciplinar en pregrado</strong> que pueda soportar los mismos, y por asuntos de mercadeo. Aunque el posgrado, aparentemente, demanda menores recursos de infraestructura y bienestar, la proyección y reconocimiento como IES fomenta mejor el desarrollo de los pregrados.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>c) Una IES de carácter presencial o virtual:</strong> Aún hay escepticismo, ausencia de normatividad legal y cultura para impulsar la virtualidad en el país. Si bien es una tendencia innegable y todas las IES deben considerarla, se estima que la mayoría de los programas virtuales son “de segunda” de baja calidad y no existen las condiciones idóneas para su desarrollo. Las experiencias de inversión, deserción y aceptación en otros países y de grandes universidades deben tomarse con prudencia para actuar en el caso colombiano.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Por su parte los <strong>programas a distancia son, aparentemente, una buena opción para extenderse en cuanto a cobertura y demanda</strong> en todo el país, pero en el mediano plazo se convierten en programas costosos en su operación y de discutible calidad, por la dificultad de gestionar operativamente docentes, recursos y matrículas.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>d) Una IES con operación en Bogotá</strong>, en otra ciudad o en distintas seccionales: Bogotá concentra la mayor oferta de IES en todo el país y la competencia es mayor. El impacto de la capital es de buen agrado en el resto del país, y atrae inversionistas foráneos. Medellín, Barranquilla, Cali y Bucaramanga, también son buenas plazas, mas el efecto regional hacia IES no nacidas originalmente en la región puede ser adverso.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Ciudades pequeñas, regiones de frontera y municipios sin IES “propias” directamente instaladas allí, representan <strong>un gran potencial, y cuentan con una mirada positiva de parte del gobierno nacional.</strong> Cobertura, equidad y calidad constituyen la obsesión del Ministerio y proyectarse allí tendría una enorme viabilidad. Las posibilidades de desarrollo académico y de ingresos por matrícula se verían afectadas por las condiciones económicas y del entorno.</p><p style=text-align: justify;><br/><br/>Son especialmente las IES de reconocimiento mediano y bajo son las que han logrado posicionarse en ciudades pequeñas y municipios, a través de alianzas, a manera de franquicias y convenios con entidades territoriales, otras IES y programas de formación para el trabajo. Indirectamente manejan el concepto de ofrecer una oportunidad de educación superior a bajo costo y mínimos desarrollos de alta calidad.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>e) Demanda de programas profesionales:</strong> La oferta y demanda de programas de educación superior en Colombia indica una aparente saturación en los programas del área de las ciencias sociales y las áreas empresariales, contables y administrativas.</p><p style=text-align: justify;><br/>Los programas en <strong>ingenierías y salud también tienen una alta demanda</strong> (especialmente los “tradicionales: Medicina, enfermería, sistemas, industrial y electrónica), pero tienen problemas de deserción y de reconocimiento social por impactos indirectos como situación laboral, contratación, corrupción y salarios.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Una oferta de calidad y novedosa mantiene la posibilidad para pensar en continuar la oferta en algunos de estos programas. Eso sí, especialmente en salud, los procesos son más complicados por el tema de los convenios docente-asistenciales.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Otros aspectos a considerar para el desarrollo de la IES o la apertura de programas son la <strong>economía colombiana, la inyección de capitales extranjeros, la “confianza inversionista”</strong> y la estabilidad del país con respecto a otros de la región, que potencian con un alto grado de posibilidad, la economía basada en los servicios personales, turismo, transporte, call centers, gastronomía, logística, laboratorios y algo de infraestructura.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Una apuesta importante para el país pero muy delicada en tiempo y recursos, es la de nuevas tecnologías de punta, desarrollos industriales y áreas como biotecnología, materiales o procesos mixtos de ingeniería, informática y tecnologías con áreas de la salud, entre otros.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>Aspectos que pueden ser fortaleza en una nueva IES:</strong></p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>La experiencia del sistema demuestra que, en caso de darse la constitución de una nueva IES, además de los desarrollos mínimos que debe tener según la ley y los esperables en procesos de acreditación de alta calidad, aspectos como <strong>laboratorios de primer nivel (también para uso industrial. empresarial), convenios realmente efectivos</strong> y de impacto, espacios de bienestar a nivel de un gran campus, y la interdisciplinariedad - movilidad en el verdadero sentido de la palabra, y profesores con reconocimiento social y algunos líderes de opinión, son algunos de los aspectos que efectivamente contribuyen al reconocimiento social de una IES.</p><p style=text-align: justify;><br/><br/>Así mismo, es dable analizar la posibilidad de romper paradigmas, de tal manera que se cree un valor agregado y se marque diferencia frente al común de las IES del sistema.</p><p style=text-align: justify;><br/><br/>Aspectos como, por ejemplo, pensar carreras de bajo perfil hasta ahora con la mejor calidad e infraestructura; diseñar un programa totalmente bilingüe desde primer semestre, hacer efectivos convenios con las empresas y dictar clases – y no solo prácticas- en las mismas empresas; conseguir que grupos económicos se conviertan en patrocinadores de escenarios deportivos, eventos y becas para estudiantes (aunque actualmetne esto se puede prestar a erróneas interpretaciones de lucro); una certificación oficial por cada competencia adquirida por el estudiante (independientemente del proceso formal de titulación), y hasta la incorporación del concepto de residencia universitaria dentro del campus, entre otros aspectos, pueden romper el sistema tradicional, y dar fortaleza competitiva.</p>
Fuente: 123rf

El Observatorio de la Universidad Colombiana presenta un análisis práctico y de contexto, a partir de la experiencia de conocedores del tema, en torno de los referentes que deben tenerse en cuenta para el diseño y creación de una nueva institución de educación superior (IES) en Colombia, a la luz del mercado, la legislación y las tendencias, así como las etapas básicas de un plan de trabajo, con miras a la obtención del reconocimiento de la personería jurídica ante el Ministerio de Educación Nacional.

 

Alcance normativo: En resumen, cualquier particular u organización privada puede proyectar la creación de una IES en Colombia siempre y cuando se ajuste a las siguientes condiciones:

 

a) Se constituyan como corporaciones, fundaciones o instituciones de economía solidaria.


b) Estén organizadas como personas jurídicas de utilidad común, sin ánimo de lucro


c) La inversión para el desarrollo de actividades de la nueva IES debe asegurar los recursos suficientes diferentes a los de matrícula para operar al menos por un tiempo no menor a la mitad de la terminación de su primera promoción.

 

Las IES también pueden ofrecer programas de educación para el trabajo y el desarrollo humano, aunque no es claro el ámbito legal y contable en torno de la mezcla de programa con y sin ánimo de lucro.

 

Con respecto a las IES, éstas se organizan, por ley, en instituciones técnicas (que sólo pueden ofrecer programas técnicos profesionales), instituciones tecnológicas (que además de los primeros, pueden ofrecer programas tecnológicos), instituciones universitarias (que es una figura única de Colombia, y permite ofrecer hasta programas universitarios, especializaciones y maestrías) y universidades (que permiten ofrecer hasta doctorados).

 

Con la Ley 749 de 2002, es posible que, por ejemplo, instituciones técnicas profesionales puedan ofrecer programas universitarios bajo la modalidad de ciclos propedéuticos, vía redefinición institucional.

 


Aunque no es explícito, en la práctica está casi que cerrado el mecanismo legal para crear desde cero una Universidad, por el nivel de exigencias y la premisa de la tradición académica y de programas que requiere. El mecanismo ha sido el de nacer como institución universitaria y, vía redefinición, convertirse tras varios años en Universidad (el último caso es el de la Universidad ECCI).

 

La otra opción para nacer jurídicamente como IES es la de “comprar” una institución que tenga problemas de liquidez o deseo de “venta” de parte de sus fundadores, y repotenciarla con la inyección de capital y nuevos programas. Esto nunca se dice públicamente, pero es una realidad.

 

 

Análisis de posibilidades: Para que los interesados en crear la institución perfilen bien la misma, se sugiere considerar las siguientes opciones:

 

a)Una IES de élite o de carácter popular: Sea cual sea el modelo de institución a desarrollar, ésta debe ofrecer calidad, aunque claramente las condiciones de operación y los elementos de bienestar y valores agregados mejoran significativamente en programas que generan mayores ingresos por matrícula, que permitan mejores reinversiones.


Una IES de élite debe entenderse no sólo por las mejores condiciones académicas de sus estudiantes (que en nuestro medio se aseguran mayoritariamente con egresados de colegios de estratos altos), sino por el desarrollo de programas acreditados en alta calidad, investigación de punta, programas postgraduales e investigación avanzada.


Estas IES tienen relativamente pocos estudiantes con muy altos costos de matrícula. Su posicionamiento y maduración toma mucho tiempo e implica una inversión de muy largo plazo.

 

Esto implica una apuesta de muy largo plazo, con fuertes inversiones en infraestructura, laboratorios y personal académico.

 

Una IES de carácter popular se caracteriza por el acceso masivo, de bajo costo y a programas de menores requerimientos de infraestructura. La investigación es la básica y los profesores trabajan, fundamentalmente, la docencia. La tradición colombiana muestra que la calidad para los estratos medios y bajos se garantiza fundamentalmente en las universidades públicas. Su desarrollo como proyecto financiero puede darse rápido en razón del volumen de estudiantes, aunque tiene críticas por la calidad y sus altos niveles de deserción.

 

 

b)Una IES fortalecida en pregrado o en postgrado: Auncuando es posible, no es fácil en Colombia consolidar una IES únicamente con programas de posgrado, básicamente por la necesidad de contar con un soporte y tradición disciplinar en pregrado que pueda soportar los mismos, y por asuntos de mercadeo. Aunque el posgrado, aparentemente, demanda menores recursos de infraestructura y bienestar, la proyección y reconocimiento como IES fomenta mejor el desarrollo de los pregrados.

 

c) Una IES de carácter presencial o virtual: Aún hay escepticismo, ausencia de normatividad legal y cultura para impulsar la virtualidad en el país. Si bien es una tendencia innegable y todas las IES deben considerarla, se estima que la mayoría de los programas virtuales son “de segunda” de baja calidad y no existen las condiciones idóneas para su desarrollo. Las experiencias de inversión, deserción y aceptación en otros países y de grandes universidades deben tomarse con prudencia para actuar en el caso colombiano.

 

Por su parte los programas a distancia son, aparentemente, una buena opción para extenderse en cuanto a cobertura y demanda en todo el país, pero en el mediano plazo se convierten en programas costosos en su operación y de discutible calidad, por la dificultad de gestionar operativamente docentes, recursos y matrículas.

 

 

d) Una IES con operación en Bogotá, en otra ciudad o en distintas seccionales: Bogotá concentra la mayor oferta de IES en todo el país y la competencia es mayor. El impacto de la capital es de buen agrado en el resto del país, y atrae inversionistas foráneos. Medellín, Barranquilla, Cali y Bucaramanga, también son buenas plazas, mas el efecto regional hacia IES no nacidas originalmente en la región puede ser adverso.

 

Ciudades pequeñas, regiones de frontera y municipios sin IES “propias” directamente instaladas allí, representan un gran potencial, y cuentan con una mirada positiva de parte del gobierno nacional. Cobertura, equidad y calidad constituyen la obsesión del Ministerio y proyectarse allí tendría una enorme viabilidad. Las posibilidades de desarrollo académico y de ingresos por matrícula se verían afectadas por las condiciones económicas y del entorno.



Son especialmente las IES de reconocimiento mediano y bajo son las que han logrado posicionarse en ciudades pequeñas y municipios, a través de alianzas, a manera de franquicias y convenios con entidades territoriales, otras IES y programas de formación para el trabajo. Indirectamente manejan el concepto de ofrecer una oportunidad de educación superior a bajo costo y mínimos desarrollos de alta calidad.

 

 

e) Demanda de programas profesionales: La oferta y demanda de programas de educación superior en Colombia indica una aparente saturación en los programas del área de las ciencias sociales y las áreas empresariales, contables y administrativas.


Los programas en ingenierías y salud también tienen una alta demanda (especialmente los “tradicionales: Medicina, enfermería, sistemas, industrial y electrónica), pero tienen problemas de deserción y de reconocimiento social por impactos indirectos como situación laboral, contratación, corrupción y salarios.

 

Una oferta de calidad y novedosa mantiene la posibilidad para pensar en continuar la oferta en algunos de estos programas. Eso sí, especialmente en salud, los procesos son más complicados por el tema de los convenios docente-asistenciales.

 

Otros aspectos a considerar para el desarrollo de la IES o la apertura de programas son la economía colombiana, la inyección de capitales extranjeros, la “confianza inversionista” y la estabilidad del país con respecto a otros de la región, que potencian con un alto grado de posibilidad, la economía basada en los servicios personales, turismo, transporte, call centers, gastronomía, logística, laboratorios y algo de infraestructura.

 

Una apuesta importante para el país pero muy delicada en tiempo y recursos, es la de nuevas tecnologías de punta, desarrollos industriales y áreas como biotecnología, materiales o procesos mixtos de ingeniería, informática y tecnologías con áreas de la salud, entre otros.

 

 

Aspectos que pueden ser fortaleza en una nueva IES:

 

La experiencia del sistema demuestra que, en caso de darse la constitución de una nueva IES, además de los desarrollos mínimos que debe tener según la ley y los esperables en procesos de acreditación de alta calidad, aspectos como laboratorios de primer nivel (también para uso industrial. empresarial), convenios realmente efectivos y de impacto, espacios de bienestar a nivel de un gran campus, y la interdisciplinariedad - movilidad en el verdadero sentido de la palabra, y profesores con reconocimiento social y algunos líderes de opinión, son algunos de los aspectos que efectivamente contribuyen al reconocimiento social de una IES.



Así mismo, es dable analizar la posibilidad de romper paradigmas, de tal manera que se cree un valor agregado y se marque diferencia frente al común de las IES del sistema.



Aspectos como, por ejemplo, pensar carreras de bajo perfil hasta ahora con la mejor calidad e infraestructura; diseñar un programa totalmente bilingüe desde primer semestre, hacer efectivos convenios con las empresas y dictar clases – y no solo prácticas- en las mismas empresas; conseguir que grupos económicos se conviertan en patrocinadores de escenarios deportivos, eventos y becas para estudiantes (aunque actualmetne esto se puede prestar a erróneas interpretaciones de lucro); una certificación oficial por cada competencia adquirida por el estudiante (independientemente del proceso formal de titulación), y hasta la incorporación del concepto de residencia universitaria dentro del campus, entre otros aspectos, pueden romper el sistema tradicional, y dar fortaleza competitiva.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.